El problema más frecuente que se presenta cuando debes hacer una reparación urgente en tu casa o alguna remodelación es la falta de liquidez. Esta situación suele ser una traba importante porque, ni las constructoras ni los albañiles ofrecen programas de créditos para construcción y mucho menos si se trata de un cambio pequeño.

Es por este motivo que la solución más óptima es solicitar créditos de construcción para vivienda. Seguramente pienses que al considerar un préstamo de dinero te vas a endeudar por el resto de tu vida, además de verte obligado a entregar centenares de papeles en el banco.

Diferencias entre crédito y préstamo

Los préstamos para construcción parecen una tentativa novedosa. Cuando contratas un préstamo, éste pone una cantidad fija y única. La entidad bancaria hace la concesión de una cifra que debe ser devuelta en un tiempo ya estipulado (más largo que en el caso del crédito).

La administración del dinero es toda tuya, tú decides cómo gastarlo, pero debe ser en un concepto específico, como por ejemplo en una hipoteca, el pago de la universidad, el pago de un automóvil o viaje, préstamo para abrir un negocio, entre otras.

El crédito otorga un límite de consumo que no puedes rebasar durante un periodo de tiempo prefijado por el banco. Puedes decidir cómo lo usas y solo pagarás lo que gastes. Además, el crédito no circunscribe el gasto a un solo rubro, no estás obligado a justificar en qué utilizas tu monto mensual.

Ahora que hemos hecho esta distinción te hablaremos un poco sobre lo más relevante de ellos.

Detalles sobre los créditos y préstamos para construir

Ambas modalidades proporcionan unos montos para cubrir los futuros gastos de construcción. Como los préstamos de construcción de vivienda suelen dar un plazo más largo, el cual fluctúa entre los 6 y 24 meses, debe cobrar una tasa de interés mayor que modalidades diversas, tales como los créditos para construcción de casa. En esta última clase de créditos se cobran intereses mínimos que el banco ha calculado previamente, pero se puede prevenir su aumento manteniendo el pago al corriente.

Préstamos

Los préstamos para construcción son una rama especializada de las empresas crediticias, por lo que generalmente se encuentran menos disponibles que las hipotecas. Puede venir muy bien para las construcciones y remodelaciones. Por ello, la mejor alternativa para pedir un préstamo de este tipo es elegir un banco local, los cuales conocen muy bien las instituciones de ahorro y el mercado del lugar.

También vale la pena buscar información adicional acerca de entidades financieras online, pues los procesos de respuesta son más rápidos. En cualquier caso, los requisitos que te van a pedir son: ser mayor de 21 años, demostrar que eres solvente, ser residente del país en donde vas a construir y ser dueño de la propiedad a remodelar o construir. Cabe destacar que estos recaudos son válidos para créditos y préstamos.

Disposiciones: el banco puede conceder el dinero completo de la obra o hacer adelantos de la cantidad total calculada para la construcción. Al principio puede otorgar un 15% del monto y luego otro 15% o 20% para cubrir cuestiones adicionales. Este sistema le viene muy bien a la construcción de casas desde cero, y en general, son útiles para evitar que el cliente gaste más de lo presupuesto.

Antes de pagar cada disposición el banco enviará personal para evaluar la obra con la finalidad de realizar un informe sobre el progreso de la construcción.

Pagos iniciales: casi todos los préstamos piden un adelanto del 20% o 25% de la cantidad total, pero puedes averiguar sobre instituciones que ofrezcan mayor flexibilidad en este sentido. Una opción es adquirir préstamos más cortos para tener más control sobre tus finanzas.

Intereses: generalmente el financiamiento tiene un cargo de interés preferencial, que es fijada por cada banco, más un porcentaje adicional. Si la tasa preferencial es de 3%, los intereses podrían oscilar entre 4.25% y 4.5%.

Préstamos accesibles: y préstamos puente para materiales de la construcción

Si no tienes la capacidad necesaria para adquirir una larga deuda, lo más recomendable es que tomes en consideración los préstamos de materiales para construcción. Estos te dan una cantidad de dinero después de que un ingeniero evalúe la obra que deseas hacer y los materiales que requieres para llevar a cabo el proyecto. Son préstamos muy cortos, e incluso los puedes pedir fraccionados para que no malgastes tu dinero.

Elementos como préstamos de materiales de construcción son un punto prevalente en esta materia.

Por otra parte, los préstamos puente son ideales si estas pasando por momento corto de insolvencia, por ejemplo, en caso de que aún no tengas el dinero de una propiedad que vendiste para dar la inicial del préstamo largo. Los préstamos puente tienen un plazo máximo de 9 meses, durante los cuales el banco te da un adelanto para que puedas comenzar la obra, tomando como garantía alguno de tus bienes.

Créditos

Los créditos le confieren más libertad al cliente desde todo punto de vista. Una persona puede pedir un crédito del 15%, 20%, 50% o del 100% del total y puede hacer uso del mismo como mejor le convenga sin dar explicaciones sobre los gastos a la entidad que se lo concedió.

La ventaja de los créditos es que pagas lo que consumes, es decir, si pediste un crédito del 100% y gastas solo la mitad, no te verás obligado a pagar el total. Con los préstamos, el cliente adquiere una deuda completa desde que lo pide, por ello se requiere de mucha cautela a la hora de solicitarlo.

Además, el crédito te da la alternativa de no pagar intereses elevados porque solo cancelarás aquellos que hayas acumulado por el uso. Asimismo, si tu crédito no es suficiente para cubrir los gastos de construcción puedes renovarlo después de un tiempo. Esta modalidad también cuenta con créditos de materiales para construcción, los cuales tienen los mismos beneficios que con los préstamos, la única diferencia es la forma de pago.

Solo debes tener en cuenta que los créditos de materiales para construcción de viviendas son más bajos que los préstamos, por lo que son ideales para remodelaciones. Tómalo en consideración.
Estas son ideas claves que te sirven para llevar adelante un proyecto de construcción y remodelación.