Prestador Es hora de ponerseе Interés 0% Min préstamo Max préstamo Período Obtener préstamos
15 min $ 1000 $ 10000 30 días
24 horas

$ 1000 $ 12000 30 días

Obtener un crédito hipotecario puede parecer una tarea titánica y a veces hasta imposible según lo que pintan diversas instituciones bancarias. Sin embargo, en este artículo te mostraremos que no es tan difícil obtener crédito hipotecario, por el contrario, pueden ser bastante sencillos de obtener si decides acudir a la entidad adecuada.

Eso sí, lo primero es tener bien claro en que consiste este tipo de préstamo y que factores influyen para su solicitud y aprobación.

¿Qué es un crédito hipotecario?

Un crédito hipotecario no es más que un préstamo a mediano o largo plazo que se otorga con la finalidad de comprar, reparar o ampliar una vivienda. En la gran mayoría de los casos, las instituciones que ofrecen el servicio de crédito hipotecario tienen la potestad de quedarse con la propiedad en cuestión, en forma de hipoteca o garantía, en caso de que el solicitante no pague el monto adeudado en el plazo estimado.

¿Cuáles requisitos crédito hipotecario debo reunir?

Los requisitos para solicitar crédito hipotecario suelen variar ligeramente dependiendo de las entidades que prestarán el servicio. Sin embargo, la mayoría de instituciones piden como requisitos obligatorios ser mayor de edad, una certificación de ingresos, carta de trabajo, copia del DNI o pasaporte en el caso de ser extranjero, copia del documento de la propiedad en el que se indique que el solicitante es el dueño de la misma (en el caso de mejoras o ampliación).

Las entidades bancarias se reservan el derecho de aprobación o desaprobación de dichas solicitudes tomando como base los ingresos mensuales estimados de los solicitantes, así como también la actividad reciente de las cuentas bancarias, entre otros factores que alteran las condiciones crédito hipotecario.

Como has podido ver, no son muchos los papeles para crédito hipotecario que deberás entregar a la hora de solicitarlo, por lo que este paso no debe ser un obstáculo grande para la obtención de tu añorado préstamo.

¿Qué debo tomar en cuenta antes de solicitar un crédito hipotecario?

Antes de aventurarte a solicitar un crédito hipotecario en alguna entidad bancaria, lo primero que debes hacer es calcular crédito hipotecario la cantidad de dinero que necesitarás para poder ejecutar tu obra, ya que esto será fundamental para poder elegir la institución que mejores condiciones te ofrezca.

credito hipotecarioLuego de tener ese aspecto bien claro, lo mejor es que analices las oferta crédito hipotecario que puedan estar ofreciendo entidades bancarias que sean de tu confianza, los bancos y entidades que se encargan a este tipo de negocios dependen directamente de los préstamos y las comisiones de los mismos para poder generar la mayor cantidad de sus ingresos, por lo que la mayoría de las veces cuentan con jugosas ofertas que ofrecen excelentes condiciones para iniciar la solicitud de un crédito hipotecario.

Uno de los aspectos que más varía dependiendo del órgano prestamista es la tasa de interés crédito hipotecario que cobrarán en cada plazo establecido. Este punto es fundamental ya que de él dependerá la rentabilidad de tu préstamo, mientras mayor sea la tasa de interés y más largo sean los períodos para pagar las cuotas, mayor dinero deberás pagar y tu deuda se hará mucho más difícil de saldar.

Por lo general, mientras más largos son los plazos para pagar las cuotas indicadas en el préstamo, más alta es la tasa de interés crédito hipotecario, pues las entidades con el fin de cuidarse las espaldas y también de aprovecharse en cierta forma de las necesidades del solicitante, hacen que el interés aumente de forma progresiva o que de golpe cuente con un porcentaje bastante elevado que no solo le permita reponer el capital prestado, sino duplicarlo y hasta triplicarlo sin la necesidad de que el deudor haya pagado la totalidad de las cuotas.

Debido a esta problemática, es absolutamente preponderante que a la hora de escoger la entidad a la que le solicitarás el préstamo, tengas muy en claro la cantidad que piensas solicitar y el tiempo que necesitas para pagarlo, ya que de estos dos factores dependerá la tasa de interés que le colocarán a tu crédito hipotecario. Tener bien definidas tus posibilidades es el primer paso para lograr conseguir el mejor crédito hipotecario.

Por otro lado, si tu principal cometido es intentar prestar la mayor cantidad de dinero posible para poder realizarle algunas mejoras a tu casa, lo mejor que puedes hacer es analizar la relación “préstamo – valor de la casa” que ofrecen las entidades bancarias que estén a tu alcance. Algunos entes ofrecen un préstamo hasta del 95% del valor de la casa, mientras otros solo le permiten al solicitante optar por un préstamo del 75 u 80% del valor de su casa, por lo que si quieres sacarle el máximo provecho al valor de tu inmueble, debes dirigirte hasta el banco que tenga la mayor oferta en este sentido.

Como ventaja adicional, algunas entidades bancarias en su portal web ofrecen una tabla crédito hipotecario con la que te resultará realmente sencillo visualizar las hipotéticas condiciones en las que estarías recibiendo tu préstamo, esta innovadora opción te permitirá encontrar el crédito hipotecario más barato que ofrezca la entidad, tomando en cuenta el dinero total a prestar, los plazos disponibles para pagarlo y la tasa de interés.

¿Cómo sacar un crédito hipotecario?

Esta parece ser la pregunta del millón de todas las personas que aspiran uno de estos beneficiosos créditos, lo primero que hay que dejar claro es que se deben reunir todos los requisitos que pide la entidad a la que decidirás acudir, por lo que no te recomendamos hacer una solicitud si no cuentas con alguno de los papeles obligatorios que deberás presentar al momento de consignar la información para la obtención del crédito.

Lo segundo que debes tomar en cuenta es tu capacidad de pago y las cuotas en las que podrás resarcir tu deuda, es decir, no es recomendable solicitar un préstamo que se encuentre por encima de tus posibilidades salariales, ya que si la entidad bancaria nota que se te hará complicado cumplir con las cuotas dentro de los plazos establecidos, lo más probable es que decidan denegar la solicitud de crédito para no poner así en peligro sus finanzas.

Además, el punto anterior también es sumamente importante, ya que si por alguna razón desafortunada no logras pagar el préstamo en los plazos estimados y no llegas a un acuerdo con la entidad que te prestó el servicio, dicha entidad tendrá la potestad de embargar tu inmueble con el fin de reponer la cantidad de dinero prestada, razón por la que no te recomendamos ni un poco arriesgarte a solicitar algún préstamo para el que no vayas a tener la capacidad de pagar a tiempo.

Como recomendación extra, a veces la mejor opción para solicitar un crédito de este tipo es la entidad bancaria en la que hayas abierto tu cuenta principal, es decir, la cuenta bancaria que más utilizas diariamente y por la que circula la mayor cantidad de dinero que recibes. Los bancos también toman en cuenta para la aprobación de los créditos la longevidad y confiabilidad del solicitante, por lo que si gozas de una historia intachable dentro de la institución, será un punto a favor que le dará una mayor probabilidad de aprobación a tu solicitud de crédito hipotecario.

Ahora bien, antes de terminar el artículo también es muy importante mencionar que no todos los préstamos son otorgados por entidades bancarias exclusivamente, ya que gracias al enorme auge del internet existen diversas empresas que ofrecen sus servicios de préstamos, con condiciones mucho más accesibles que las de los bancos, menos recaudos que entregar y una aprobación mucho más rápida.

Esta nueva variante de préstamos es cada vez más utilizada por todas las personas alrededor del mundo, ya que tiene muchísimas ventajas por aprovechar, tales como el ahorro de la mayor cantidad de tiempo posibles, ya que te ahorra todos los trámites personales que son obligatorios en la mayoría de las entidades bancarias, por lo que te permite olvidarte de esas filas interminables o de esas incontables horas sentado en una sala a la espera de que sea tu turno.

Además, esta innovadora opción te libra casi totalmente de la consignación de papeles o documentos, ya que en algunas de estas entidades en línea te bastará y sobrará con la presentación de tu DNI para realizar tu solicitud, lo que hace que el proceso sea mucho más cómodo y rápido.

¿Dónde pedir prestado préstamos personales con dni?

Dónde pedir prestado préstamos personales con dni? Pues, te contamos que solicitar este tipo de préstamos es realmente mucho más sencillos que los créditos convencionales, ya que lo podrás hacer desde la comodidad de tu casa en tan solo minutos. Con tan solo introducir las palabras préstamos en línea en tu buscador de preferencia saltarán en la pantalla un montón de portales que te ofrecerán este tipo de servicio.

Al igual que en el caso de las entidades bancarias, algunos de estos contarán con mejores ofertas que otros, por lo que te recomendamos indagar profundamente en las condiciones que ofrece cada uno de estos portales.

Como aspecto negativo de estos préstamos en línea, debemos mencionar que no suelen prestar cantidades de dinero tan grandes como las entidades bancarias, ya que la mayoría de estas entidades se enfocan en sacar de apuros a sus clientes y no en ofrecer préstamos que se paguen en una enorme cantidad de años.

Contrastando con lo anterior, una de las mayores ventajas de los préstamos en línea es la rapidez de su aprobación, ya que algunos portales web solo requieren un corto período no mayor de 15 minutos para decidir si tu préstamo está aprobado o no, para así inmediatamente depositar en tu cuenta bancaria la cantidad que solicitaste. Además, en el caso de estos préstamos, las empresas no pretenden plantear un plan de cuotas que debas pagar durante años, ya que al no prestar grandes cantidades de dinero los intereses de los mismos no generan ingresos significativos a largo plazo, por lo que prefieren que el préstamo sea pagado en el menor plazo posible para poder tener una mayor liquidez en sus activos.

Entonces, ¿Crédito hipotecario o préstamo en línea?

Esta pregunta solo podrás responderla tú mismo, ya que la respuesta dependerá únicamente de las necesidades de cada quien. Tal y como hemos expuesto anteriormente, los créditos hipotecarios te permiten solicitar una mayor cantidad de dinero en el préstamo, pero tienen la desventaja de pedir más requisitos y contar con tasas más altas de interés.

Por otro lado, los préstamos en línea son mucho más rápidos y sencillos de obtener, pues el único requisito que piden algunos de los portales que se dedican a este negocio es tu DNI, dándote la posibilidad de tener el dinero solicitado en tu cuenta bancaria en menos de 15 minutos, situación ideal para salir de un apuro económico. Sin embargo, con este tipo de préstamos no tendrás la posibilidad de solicitar grandes cantidades de dinero ni programar cómodas cuotas de pago.

En conclusión, ambos servicios cuentan con sus ventajas y desventajas que serán capaces de adaptarse a las necesidades particulares de cada uno de los solicitantes. Por ejemplo, si no te gusta esperar mucho tiempo a que tu préstamo sea aprobado, lo más probable es que tu mejor opción sean los préstamos en línea. Por otro lado, si tu objetivo es conseguir un crédito que te permita obtener una buena cantidad de fondos para comprar o hacerle mejoras considerables a tu casa, tu mejor opción serían los créditos hipotecarios convencionales.

Lo realmente importante aquí es que tomes esa decisión con sabiduría y responsabilidad, para que tiempo después sea una razón por la que puedas alegrarte y no arrepentirte.